Soñadores que encontraron rumbo

26/7/13

Son las 3:13 de la madrugada de un sábado. Yo estoy sentada frente a la computadora viendo Aliados y completamente sola, pero esta vez literal. Bueno no, en realidad me acompaña mi perro pero, sola. Mis viejos y mis hermanos se fueron de vacas, mi novio se fue el domingo y yo quede acá. Varada. Sola.
Creo que no me gusta demasiado estar sola, más en mi casa, siento el vació de la gente que no esta. Siento los gritos y risas que necesito. Puedo cerrar los ojos e imaginarme todo lo que pasa diariamente en mi casa.
A veces me canso, a veces me gustaría poder mandar todo a la mierda, poder mandar a la mierda a las personas cuando me cansan. 
Es tan raro todo, quisiera poder escribir cada vez que se me viene a la mente la inspiración, quisiera poder comprarme algo que me dejara escribir cada vez que quiero. Ahora me arrepiento de no tener mi celular táctil, me pasa por ser caprichosa. 
Esta todo bien, y yo quiero que este todo mal. A veces no me entiendo. Creo que mas bien con esteban no podemos estar, nos vimos dos veces, y se quedo una semana conmigo. Paseamos, nos reímos y la pasamos bien. ¿Qué mas puedo pedir? ¿No fue eso lo que pedía siempre?.
Creo que me vendría bastante bien re acomodar mi cabeza, y mis pensamientos.
Pero solo tengo en claro dos cosas: Quiero ser flaca, y los besos de esteban no los cambio por nada.

No hay comentarios: