Soñadores que encontraron rumbo

21/4/13

A veces me imagino tirada en el piso con las muñecas cortadas, a veces me imagino que llegue a tener valor para cortarme, a veces imagino que me vuelvo loca y grito hasta quedarme sin voz. 
Luego despierto y pienso "que idiota, como si yo fuera capaz de arriesgarme a hacer algo así" , pero muero de ganas. De ganas de volverme loca y explotar, de sacar TODO lo que llevo adentro mio. Es horrible sufrir en silencio.  Ayer iba caminando y miraba a la gente pasar, me agarro una angustia terrible en el pecho, tenia ganas de parar ahí nomas y gritar. Necesito gritar lo que tengo adentro mio, desahogarme y que me chupe un huevo lo que piensen los demás. Necesito importarme un poco y dejar que me importen los demás.
Pero no, no puedo dejar de preocuparme por los demás. 
Tengo esos ataques depresivos que no le cuento a nadie, esas ganas de cortarme o tomar 30 pastillas para dejar de existir. Pero claro que no lo hago, no tengo el valor para hacerlo, soy fuerte y débil a la vez.
Soy frágil  eso lo tengo en claro; se que con un par de palabras mi mundo puede caerse o levantarse. Dependo de las personas para saber si puedo estar bien o mal, no puedo sostenerme a mi misma sola porque se que voy a caer y no voy a poder levantarme sola. 
A veces quisiera poder levantarme sola, y seguir fuerte pero no.
No puedo parar de basurearme cuando veo mi reflejo, me doy asco, literalmente. Ganas de desaparecer del planeta para que nadie vea mi asquerosidad.

Creo que algún día tomare valor y haré todo de una vez.

No hay comentarios: